Blog

Compartir Articulo

Los pies de los niños y sus cuidados

Los pies muchas veces son los grandes olvidados y sin embargo, soportan todo el peso del cuerpo durante todo el día. Debemos cuidar y mimar la salud de nuestros pies. Te ofrecemos 12 fantásticos consejos para el cuidad de los pies de tus hijos:
1. Lavar los pies a diario con agua y jabón neutro, poniendo especial atención entre los dedos.
2. Seca bien el pie después de lavarlo, sin olvidarnos, por supuesto, de secar también el espacio entre los dedos, y siempre con una toalla distinta a la del resto del cerpo.
3. A la hora de elegir el momento del corte de uñas, hazlo después de la ducha, ya que haremos que las uñas estén más blanditas y nos sea mucho más fácil cortarlas.
4. ¿Cómo debemos cortar las uñas? Haz un corte recto utilizando los materiales adecuados, y nunca arranques las uñas. En caso de duda acude a un profesional cualificado.
5. No debemos compartir las tijeras, ni de padres a hijos, ni entre hermanos. Las tijeras son algo personal. Evitaremos cualquier contagio posible.
6. Debemos cambiar nuestros calcetines todos los días, siendo los de algodón los más recomendables.
7. No puedes compartir tu calzado ni usar el de otra persona; puedes ser contagiado con hongos y ¡no darte ni cuenta!
8. No lleves el mismo calzado para todo: cuando hagas deporte usa un calzado apropiado para el deporte que hagas. No utilices la misma deportiva para uso diario.
9. Puedes caminar descalzo por terreno controlado, de hecho es muy recomendable en edad de crecimiento porque favorece el desarrollo del mismo. ¡Teniendo mucho cuidado de que tu niño no se clave nada!
10. Cuando lleves a tus niños a la piscina o a cualquier sitio público ponle especial interés en que lleven chanclas. Es un buen caldo de cultivo para hongos y demás bichitos.
11. Es posible que tus hijos tengan una gran actividad física, por lo que deben utilizar un calzado transpirable, cómodo y con materiales nobles como puede ser la piel. Evita zapatos de plástico que hacen que sus pies suden mucho.
12. Presta atención a los pies de tu hijo, vigilando la temperatura, el color, durezas y heridas, ampollas, zonas enrojecidas; son sinónimo de que algo no va bien.
Y recuerda: si ves algo raro en los pies de tu hijo, acude al podólogo. Él es el que mejor te podrá ayudar y aconsejar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *